sábado, 21 de marzo de 2009

Crisis



La tormenta sigue golpeando con todo al Arse. Ayer nuevamente cayó derrotado, con una pobre producción en todas sus líneas. Sin embargo, contó con un árbitro que nos perjudicó claramente al sancionar 2 penales inexistentes en momentos clave del encuentro: cuando se iba la primera etapa y cuando Arsenal parecía equilibrar las acciones. Obviamente, los yerros arbitrales no justifican la caída de ayer, en que mostramos poco para rescatar o para merecer algo más que el empate a 0. Y si sigue esta crisis, podría poner la situación más dificil para el cuerpo técnico. Cuando el partido terminaba, se escucharon silbidos y cánticos "a poner huevo" de la hinchada hacia el equipo, además de insultos a Garnero. Por ahora solamente es una expresión de bronca de la gente, que ve a un Arsenal distinto al del comienzo del torneo. Espero no llegue a más.
 
Es imprescindible que el DT haga un cambio radical en el próximo encuentro, por ejemplo que empiece de entrada con su formación de 3 delanteros, tal como intentó contra Argentinos en las primeras fechas. Para que esperar a que te hagan el gol y cambiar las piezas, si podés realizarlo antes. Ahora se viene el parate por la fecha de Clasificatorias hacia Sudáfrica 2010. Vacaciones que vendrán bien para el plantel, para enfriar la cabeza, respirar y analizar los errores de esta primera parte del campeonato, aquellos que están costando muy caro.
Fue Banfield el que comenzó mejor durante los 45 minutos. Apareció Walter Ervitti con mucho oficio para agarrar la manija del Taladro. En ello colaboró siempre con Santiago Raymonda, entrando por mitad de la defensa para probar a Campestrini. Afortunadamente, los ataques eran tibios, morían en la cabeza de Uglessich o Matellán y el Arse recuperaba la pelota.
 
Sin embargo, a nuestros mediocampistas no les salía una cuando iban al ataque. El único que se animaba a encarar era Sergio Sena, quien se cansó de meter pelotazos y centros que nadie buscaba en el área. La única llegada de peligro que fue validada por el impresentable Ruiz fue el remate de Darío Espínola. 
Cafú le pegó como venía ante un sorprendido Lucchetti que no esperaba la trayectoria del balón y la envió al córner a último momento. Otra oportunidad fue la de Mauro Matos que aprovechando un pase bárbaro de Sena quedó cara a cara con el arquero, el árbitro anularía la jugada cuando el 16 anotaba la apertura del marcador. Comenzaba el papelón del árbitro en contra del Arse.
Banfield tuvo varias con Silva de protagonista, pero Campestrini intervinó con seguridad conjurando las situaciones de peligro. El partido era flojo, con la pelota que iba desde un área a otra sin que los arqueros tuvieran trabajo, incluso por instantes el balón ni siquiera llegaba a las defensas. Hasta que llegó de la nada el momento bisagra del encuentro:
 
Víctor López inicia la jugada desde su propia área, se la da a Gómez que combina velozmente con Ariel Broggi. El ex-Vélez corre por la banda hasta que llega a la línea de fondo y mete un centro intrascendente al área. Cuando Campestrini y Espínola tenían la situación controlada, Ruiz cobra penal!!!!
Un agarrón mutuo entre Silva y Matellán para el referí era falta del defensor del Arse. Si Mate no discutió ni protestó no fue porque cometió foul, sino por lo absurdo del cobro (para el colmo, fue amonestado). Incluso los propios hinchas del Taladro se sorprendieron.
 
Cristian Lucchetti aprovecha el regalo y anota de penal el 0-1 para Banfield. Era el minuto 43, un palo sicológico para el Arse. El partido sin embargo no se salió de la monotonía ni del estudio permanente de ambas escuadras. Claro, el Taladro estaba feliz con el resultado y como Burruchaga sabe mucho de jugar en ventaja, bastó apretar las líneas del equipo y que Arsenal tuviera la pelota para caer en desesperación.
 
En fin, el Arse hizo lo que pudo para tratar de inquietar el arco de Lucchetti, con todas las limitaciones y con los jugadores talentosos disputando otro partido. Leguizamón parece otro, aparte del cambio de apariencia, su juego se ha vuelto predecible, cada pase que da lo erra, cuando le llega la pelota la pierde ante el primer rival que le sale al frente. Y cuando el distinto de tu equipo se encuentra perdido no hay muchas chances de intentar una recuperación.
 
A los 6 minutos vino la tercera jugada polémica en contra de Arsenal: gran combinación entre Yacuzzi y Pellerano que termina en pared y pase para Mauro Matos en soledad. López estaba en la misma línea del delantero, habilitando el remate y el gol posterior. Sin embargo, rapidamente el línea levanta la bandera y Ruiz anula la jugada. De no creer.
 
Pero las sorpresas en la noche no cesarían aquí. Tras el cambio de esquema de Garnero (Sava x Carrera y Jara x Matos) vendría la guinda de la torta. Un centro de Silva va para Fernández, quien se va cara a cara con Campestrini. Nuestro arquero sale correctamente, con el cuerpo a tratar de interceptar la pelota. Lo consigue, pero Ruiz ve que Campestrini "toca" al delantero de Banfield y cobra penal. Otro cobro absurdo porque el portero no cuenta con otra forma de salir, de estas jugadas hay 5 o 6 por partido, si el árbitro cobra penal entonces no sabe el reglamento o tendría que haber pitado falta del delantero.
 
Sin muchas ganas de discutir ni reclamar por parte de los jugadores del Arse, Lucchetti nuevamente asume la responsabilidad y cambia penal x gol. 0-2, el encuentro estaba liquidado porque nosotros si no habíamos modificado la actitud estando igualados o en desventaja de uno, menos iriamos por el descuento. Los minutos finales fueron un pobre espectáculo, de lo peor del campeonato en general, donde ni siquiera hubo faltas o juego violento. Arsenal tiró la toalla y se dedicó a sacarse la pelota de encima. Mientras Banfield movía piezas tratando de disfrutar el resultado y la leve superioridad con que salió a disputar el encuentro.
 
Estas semanas serán movidas en Sarandí. Parte de la gente perdió la paciencia con Garnero y los jugadores, entendible porque el equipo ha bajado su nivel y no exhibe respuestas. Pero son los mismos que decían a comienzos de mes que ibamos a ser campeones, que teníamos los mejores jugadores del campeonato y que había que llamarlos a la selección. Extraña tanto exitismo en nuestra gente, si algo nos caracterizaba era la humildad y saber que al final todo saldría bien. Mi opinión sobre el futuro es: si Garnero no cumple con la meta de dejarnos con buen promedio (al menos 54-55 puntos) debería irse a final de campeonato. NO ANTES, porque empeoraría las cosas. Ya estoy cansado que en la fecha 19 estemos celebrando los 25 puntos o que sumamos 50 en la general. De este plantel espero un poco más, no  ser campeones o que peleen arriba, si les pido que no compliquen la permanencia del club en Primera. 
 
Vamos a salir de esta racha más temprano que tarde, y sé que acabará la tormenta, se irá la crisis e incluso podremos volver a ilusionarnos con entrar a la Sudamericana.



LEE ADEMÁS:

3 reacciones until now.

Esteban + 21 de marzo de 2009, 19:59 (#) :

que jodida está la cosa... por ahora zafan por el promedio, aunque si no se suma, van a estar hasta las bolas como esta central o racing :S

saludos

PD: 1º año del blog, visiten... saludos!

Francisco + 21 de marzo de 2009, 21:03 (#) :

Bueno, estoy contento con el triunfo de banfield, aunque el juez nos dio una mano. Lo vi muy tibio a arsenal, y mas tendiendo en cuenta que a banfield le cuesta horrores atacar.
Igual seria un error echar a Garnero
Saludos

Bocha + 22 de marzo de 2009, 01:25 (#) :

Que mal, pero no hay regularidad en ningun equipo... todos estamos mal... que pasa? Te espero por el blog...

ABRAN CANCHA
www.abran-cancha.blogspot.com

Buscar en Esto es Arsenal