lunes, 9 de marzo de 2009

Como siempre

Arsenal no pudo contra la historia, la sensación de sentirse ganador antes de tiempo, y el desconcierto que le provocó estar en cancha con un jugador más durante la segunda etapa. Parece increíble, pero justo en este partido, cuando el contexto era favorable e invitaba al Arse a jugar de la forma que más le gusta (hacer caer al rival en la desesperación, pegar en los momentos precisos), acaba con una goleada en contra, 2 expulsados y un desastre defensivo sorprendente para nuestro equipo.

Personalmente, puedo comparar el rendimiento de Arsenal defensivamente sólo con temporadas anteriores, como en la Copa Libertadores 2008 cuando jugando de la misma manera Fluminense y Liga nos hicieron 12 goles en 2 encuentros. Es imposible de entender como Fabbiani superaba en velocidad a Pellerano o a Matellán, los 2 supuestamente en mejor estado físico, o como Gallardo no fue marcado por nadie en los goles que convirtió, siempre solo ante Campestrini y ante la atenta mirada de nuestros defensores.

Prefiero pensar que fue solo un mal partido, un paso en falso de este Arse que después de todo venía realizando un gran campeonato. Con lo poco que tiene, para Arsenal estar en los puestos de arriba es admirable, por eso sin muchas variantes por puesto algún día derrotas como las de ayer podían venir. Duele perder de esta forma, está todo a tu favor y lo único que tenés que hacer es aguantar. Pero cuando los jugadores se sintieron vencedores y comenzaron a jugar cada uno por su cuenta, Arsenal perdió el encuentro.

A River solo le bastó que Falcao embocara un cabezazo de las decenas que erró en el partido, y que Gallardo interviniera en 2 ocasiones para dejar en evidencia lo anterior, que Arsenal tras el gol de Leguizamón sintió que tenía la tarea cumplida y creyó que el partido se había acabado. Que peor lugar para plantarse así que la cancha del Monumental, cuando tenés todo en contra.


El partido durante los primeros 45 minutos fue correcto por parte del Viaducto. River intentaba un poco más pero sus ataques no fueron tan asfixiantes y Campestrini no debió trabajar demasiado para cuidar el cero. Remates de Buonanotte desde lejos, el constante peligro de Fabbiani de sacar un as bajo la manga, o los cabezazos de Falcao, fueron 4 o 5 peligrosos, que se fueron cerquita del arco.

En cambio Arsenal fue más espaciado en los ataques y apostando a la velocidad de Sena, la explosión de Yacuzzi y Carrera, comenzó a llegar con mucha gente al área de Barbosa. La primera ocasión fue un cabezazo desviado de Matos (el mejor del Arse ayer, luchó contra todo y todos, haciendo el trabajo sucio de recibir y esperar a Leguizamón o alguien más para jugar) tras un pelotazo de Yacuzzi. El propio Yacu tendría una oportunidad increíble, cuando su tiro libre da en el vértice del arco, sorprendiendo al propio Barbosa que miraba la trayectoria de la pelota.

Cuando parecía un empate cantado a 0, nuevamente una jugada de Campestrini y Matos permite sacar ventajas al Arse antes de irse al descanso. El equipo decide adelantarse al final de la primera etapa, Campes sale hasta mitad de cancha para ejecutar un tiro libre (me sorprendió porque pareciamos estar en el final del partido, no antes de irnos al entretiempo), mete un pelotazo largo que es peinado por Matos hacia atrás, seguramente ya había visto a Leguizamón libre y solo frente a Barbosa. Cuando Legui comienza su carrera es bajado por Nicolás Sánchez, claramente. Penal para Arsenal, y expulsión para el central riverplatense.

El remate de Luciano Leguizamón es fuerte, dejando sin opción al arquero Barbosa. 1-0, todo hacía presagiar que al fin acabaría la mala racha en ese estadio y ante ese rival, que valió la pena haber esperado tantos años para comenzar a escribir otra historia. Arsenal debía jugar como siempre, y tratar por todos los medios de aguantar atrás, si era necesario defender con los 11 había que hacerlo.



Sin embargo, ni bien iniciados los segundos 45 minutos, el desastre se vino sobre el Arse. Los jugadores tenían la pelota, pero se limitaban a tocar, a hacerla correr por la cancha. No está mal, pero la forma en que lo hacían era sin ganas, como si estuvieramos perdonando la vida al rival. Justo en ese instante, River reacciona y en una rápida corrida Villagra supera a Sena y mete el centro a la cabeza de Falcao, el colombiano apareció como un fantasma en la espalda de Matellán y Díaz para conectar el centro desde la izquierda. 1-1

El Millo continuó atacando, pero Arsenal se volvió a acomodar, a recuperar terreno, y se animó a contraatacar. Tenía que hacer sentir el hombre de más, el que estaba sacando un buen resultado y que el contexto era de su agrado. Arsenal comenzó a llegar con intentos de Matos, remates de Sena, de Mosquera y cabezazos de Díaz. Gorosito no tuvo más opción que llamar a Marcelo Gallardo, el experimentado volante que en campeonatos anteriores ya había sido una pesadilla para el Viaducto. Y Garnero, temiendo una compensación de Laverni a River porque estaba con 10, decide sacar a Casteglione, el único amonestado en cancha. Ingresa Marcone, de menor contextura física que Fabbiani, a quien debía vigilar.

Y la apuesta resultó para River. Tras una serie de córners, un rebote queda para Fabbiani, quien se larga a correr porque la defensa de Arsenal había ido toda a buscar el cabezazo. Supera facilmente a Marcone, antes que el desesperado Pellerano se interponga el Ogro decide darsela a Archubi, este espera llevandose la marca de Sena, el último hombre, y cuando ve a Gallardo libre por izquierda, se la entrega. El Muñeco, con los años de fútbol encima, define con gran clase, de vaselina ante Campestrini. 1-2, Arsenal en pocos minutos pasó de sentirse ganador, a sufrir la amargura de la derrota.

Luego vendría la injusta expulsión de Sergio Sena, para mí no va con la intención de golpear a Gallardo, quizás con algo de ingenuidad levanta los brazos al saltar, en esa misma jugada vendría el cortito de Archubi a Sava (recién ingresado por Christian Díaz) y que termina con la roja para el mediocampista de River.

Tras el tumulto por las expulsiones, el tiro libre por la falta de Sena es ejecutado, el envío es recibido por Fabbiani quien se lleva todas las marcas dejando solo nuevamente al Muñeco Gallardo. Este encara a Campestrini, y cuando el arquero iba a su encuentro le define por arriba, sin que Mosquera alcanzara a llegar a intervenir. 1-3, el partido estaba liquidado y otra vez Arsenal se quedaba con las manos vacías, con una dura derrota y dejando una pálida imagen defensiva.

De ahí River se dedicó a aguantar, a disfrutar con su público un triunfo heroico. En Arsenal reinaba el desconcierto, nadie era capaz de explicarse lo sucedido en 35 minutos. Se comenzó a pegar mucho, con las consecuencias ya obvias: Matellán es expulsado por bajar a Fabbiani, en un ataque intrascendente del Ogro. Parecía ser una jornada inolvidable e histórica para nosotros, terminó como siempre pasa cuando vamos al Monumental, una derrota.

A pensar en Central, el próximo viernes a la noche en Sarandí. No hay que renunciar al sueño de ir a la Copa, nada está perdido aún. Que pesadillas como las vividas ayer nunca más se repetirán. Y perdón por las demoras en actualizar la información, se me hace díficil el día Lunes por motivos laborales y de estudio.



 LEE ADEMÁS:
ARSE DE MI CORAZÓN: IN-CRE-I-BLE

6 reacciones until now.

Bocha + 9 de marzo de 2009, 18:55 (#) :

Me gusto el partido, Gallardo jugo muy bien, lastima que el Arse no pudo seguir en la punta...

Saludos y te espero por...

ABRAN CANCHA
www.abran-cancha.blogspot.com

fernando + 9 de marzo de 2009, 21:06 (#) :

Cuando Gallardo se pone a jugar, resulta complicado pararle. Arsenal debe olvidar este partido y ya centrarse en conseguir la victoria en la siguiente fecha. Un abrazo.

CALIGULA + 10 de marzo de 2009, 00:24 (#) :

Como dijo Garnero: qué oportunidad!

Fgα + 10 de marzo de 2009, 02:41 (#) :

Gracias por visitar mi blog.
Me gustò el tuyo, muy completo. Te agrego a mi lista de blogs...

http://elogroderiver.blogspot.com/

Saludos

Esteban + 10 de marzo de 2009, 06:07 (#) :

digamos que no lo supieron bancar, ya que un gol de diferencia ni ahi es ventaja y mucho menos en la cancha de river

lujan + 10 de marzo de 2009, 10:16 (#) :

a pensar en el viernes con central que van a venir con una alta autoestima y a por todo. vamos arse!

Buscar en Esto es Arsenal