domingo, 9 de noviembre de 2008

SE VUELVE A REPETIR


El equipo cayó derrotado ante Boca solo por una genialidad de Riquelme. En una tarde calurosa, que impidió ver un buen espectáculo, el Xeneize aprovechó el mejor recurso que tiene su jugador desequilibrante: el tiro libre. Tal como en la final de la Recopa, fue en el último minuto, nuevamente ante Campestrini, cuando el Arse había reemplazado a la mayoría de sus jugadores ofensivos y ya se relamía con la igualdad.
No hubo grandes diferencias dentro de un partido mediocre, y todo pintaba para un empate aburrido entre 2 escuadras de realidades diferentes: Boca se llevó los 3 puntos que necesitaba para seguir con vida en la punta del torneo, y Arsenal deambula en mitad de tabla sin un norte claro.

Del Arse poco que destacar, fue un buen primer tiempo de Pellerano interceptando los circuitos entre Dátolo y Román, más la regularidad que mostraron Matellán y Gandolfi en la defensa, anulando a Noir, Viatri y Mouche. Campestrini no pudo evitar ese remate al ángulo, pero no tuvo demasiado trabajo. De lo malo, Leguizamón y Gómez nunca entraron en sintonía con el resto del equipo, solamente tuvieron chispazos de a ratos. Yacuzzi, Carrera y Aguirre entraron en desgaste ya que no podían jugar por abajo y se vieron obligados a meter centros. Se extraño a Sava o Matos, un referente de área que capitalizara mejor los intentos ofensivos.
Y Casteglione cometió esa falta sobre Gracián de tan cansado que estaba (en circunstancias normales se la saca limpia), no se le puede echar la culpa sobre lo que paso después.
Disculpen lo corto de esta entrada pero no hay demasiado ánimo de mi parte para comentar el encuentro de hoy; derrota injusta pero inevitable.


 -

VE ADEMÁS:
VAMO' EL ARSE: ROMÁN FROTÓ LA LAMPARA Y CHAU PARTIDO
ARSE DE MI CORAZON: UNA LÁSTIMA

1 reacciones: until now.

fernando + 11 de noviembre de 2008, 12:06 (#) :

Riquelme es capaz de decidir un partido por sí solo. Algunos le cuestionan y no entiendo porqué. Un abrazo.

Buscar en Esto es Arsenal