jueves, 30 de octubre de 2008

AHORA FUE EN CONTRA

Sigue el invicto, pero con una remontada en contra

Esta vez, Arsenal sufrió de su propia medicina. Se enfrentó a un rival que despertó a tiempo para intentar una reacción, no pudiendo el Arse evitar la levantada del contrario, y es más, la propició con la actitud que mostró en el segundo tiempo. Estando en ventaja, con 35 minutos por jugar no se puede aflojar el ritmo y darle toda la iniciativa al otro equipo. Pero destaco la entrega y corazón que se puso en la primera parte, la cual se pudo observar hasta el segundo gol de Leguizamón. Con muchos jugadores que volvían de lesiones o de enfermedades, se hizo un partido digno en el que por lo menos se conservó el invicto en Sarandí. Sigue siendo el Viaducto una cancha complicada para cualquiera que se asome por ahí. Racing increíblemente celebró el empate como si fuera un triunfo ante un rival de toda la vida, nosotros quedamos con la bronca de no haber podido liquidar las acciones con un tercer gol y no haber cerrado los espacios cuando ellos se vinieron con todo.

Los primeros 45 minutos fueron una demostración de sacrificio y empuje por parte de Arsenal, de imponer respeto ante una Academia que venía con el ánimo por las nubes, no obstante salió dormida a enfrentar este encuentro. Antes del mejor gol de toda la temporada del Viaducto, hubo grandes disputas en mediocampo entre Pellerano y Peppino; Carabajal frente a Zuculini y González. (Casteglione regresó a su antigua posición de marcador central). La pelota se pasaba de un área al otra, sin dominador claro. Es en esos momentos cuando se necesita de jugadores claves, talentosos, capaces de aprovechar las debilidades del rival, como Alejandro Gómez. Fue un problema sin solución para Shaffer y a quien intentaba marcarlo se la hacía díficil seguirlo. 
En un lateral defensivo de Cafú Espínola buscando al Papu, la pelota es recibida por el 10, que combina de taquito con Legui, este devuelve con otra pared de taquito hacia el propio Gómez, que se lleva las marcas de Shaffer y Cáceres, los supera con una gambeta y de zurda coloca un centro para Leguizamón, pensé que el balón lo sobraba, pero la resolución fue inesperada y espectacular. Acomoda el cuerpo para hacer una magistral chilena. Conecta de lleno y la pone en un lugar imposible para Migliore. 1-0, casi 9 minutos y el Arse se ponía en ventaja. 
Racing de a poco fue teniendo más la pelota, llegando más hacia el arco defendido por Campestrini, sin embargo su dominio no era abrumador, por ello el Arse todavía tenía la chance del segundo si lograba conectar al mediocampo con Legui y Gómez, que armaban lío cada vez que encaraban a la defensa racinguista. El equipo ilusionaba porque mostraba una solidez que se extrañaba, podíamos hablar al fin del Arse de siempre.


Y la ilusión continuaba, esta vez apenas comenzada la segunda mitad. Arsenal daba el tiro de gracia ante un Racing que estaba todavía celebrando su victoria ante San Lorenzo. A los 2 minutos, Gómez recibía el balón por la izquierda tras un centro desde el otro sector, el Papu encara a los defensores y mete el buscapié para que Leguizamón conecte de arremetida, ante la mala salida de Migliore. 2-0, el partido parecía cocinado porque la Academia no mostraba reacción, y el Arse se siente muy cómodo con una amplia ventaja a favor.
Sin embargo, esto es fútbol, y los partidos duran 45 minutos. Además, si existe vergüenza deportiva vas a ir a buscar aunque sea el descuento. 


Racing despertó en parte gracias al aliento de su hinchada, y en parte por las ganas que tiene su plantel de dejar atrás el pasado reciente lleno de amarguras. Arsenal no pudo resistir demasiado los embates de Moralez y de Lucero. Un penal evitable de Díaz sobre Caballero cuando este recibió un balón de Lugüercio que se iba al lateral, le dió a la Academia la chance de acortar distancias. Maxi Moralez definió con categoría ante Campestrini, ponía el resultado 1-2 y le daba suspenso a la noche. 
Arsenal solo apostaba a la inspiración de Alejandro Gómez, sin embargo no tuvo los espacios del primer tiempo por lo que perdía la pelota sin generar demasiado. El equipo quedó cortado en mitad de cancha, lo cual facilitó la tarea de los volantes académicos. Aquella ventaja tan clara por instantes que alcanzó el Arse se fue al olvido.


En brillantes tapadas Campestrini salvó su arco de una caída anunciada, pero se sentía en el ambiente que llegaría la igualdad de Racing. Pablo Caballero recibe el balón tras un cabezazo de Lucero, y antes de que Gandolfi y Casteglione reaccionen remata de volea ante un sorprendido Campestrini. Era el 2-2, y todo lo que Arsenal se había demorado en armar, con paciencia y esfuerzo; Racing se lo volteaba apenas apretando el acelerador. Quedaban algunos minutos pero las fuerzas no acompañaron a los 2 equipos. El empate terminó siendo un resultado merecido para ambas escuadras ante lo visto en cancha.

Se viene Gimnasia de La Plata el domingo a las 15:10, un horario muy extraño. Se volverá a jugar en el Bosque, la última vez fue en el Apertura 2004, con triunfo del Arse por 3 a 0. Habrá que sobreponerse a esta mala racha de visitante, y a que el equipo no aguanta los resultados...recordando a como jugaba el Arse siempre. 
 -
MIRÁ TAMBIÉN:
VAMO' EL ARSE: OTRA VEZ SOPA

-
FORMACIÓN INICIAL:
Campestrini, Espínola, Gandolfi, Casteglione, Díaz, Pellerano, Carabajal, Yacuzzi, Carrera, Gómez y Leguizamón.

-

-
He demorado en actualizar el blog por algunos asuntos personales, pero ya se solucionaron, así que no habrá problemas de acá a fin de año (cuando el Arse juegue) en la entrega de las crónicas.

1 reacciones: until now.

fernando + 2 de noviembre de 2008, 08:32 (#) :

VAya mal pata!!!! Bueno, al menos no se perdió. Rácing va bien este año. ARsenal debe mejorar mucho y pensar en el próximo campeonato. Un abrazo.

Buscar en Esto es Arsenal