jueves, 18 de septiembre de 2008

EQUI-VOCARSE CUESTA CARO


Demoré un poco en escribir esta crónica debido a que no quería escribir con bronca. Pero todavía no logro entender al Arse: porque un día se muestra como un equipo sólido y a las 72 horas parece que los jugadores recién se conocieron antes del partido. Este tipo de resultados tan expresivos resaltan porque Arsenal no los tiene a menudo, pero ya durante el 2008 el equipo los ha sufrido con una frecuencia inusitada, demasiados partidos de los que es mejor no acordarse en el tiempo. De ayer, salvo Leguizamón que intentó tomar las riendas del ataque en el segundo tiempo, todos los jugadores tuvieron un partido mediocre, la defensa volvió a  mostrar una ingenuidad y falta de fútbol parecida a la del primer semestre, y la parte ofensiva no tuvo peso para contrarrestar la presión del Canalla.

Y para agregar,Garnero decide en vez de cambiar el esquema darle continuidad a la idea clásica de Arsenal ( 4-4-2) pero aplicando la rotación. Creo que ya se cansó de los experimentos, pero justo en el partido en el que mantiene la propuesta pierde de manera desastrosa. Deberá seguir buscando e intentando, sin embargo ojalá no sea tarde cuando al fin encuentre el equipo. La formación que presentó el Arse ayer fue completamente distinta a la anunciada aquí, con el ingreso de Sergio Sena y Javier Gandolfi por los cansados Darío Espínola y Javier Yacuzzi, y el debut de Matías Carabajal reemplazando a Cristián Pellerano. Los 11 que estuvieron en Arroyito: Mario Cuenca, Javier Gandolfi, Carlos Báez, Aníbal Matellán, Cristian Díaz, Carlos Casteglione, Matías Carabajal, Sergio Sena, Sebastián Carrera, Alejandro Gómez y Facundo Sava.

La primera llegada del partido fue justamente el 1-0 de Central: jugada que inicia Kily González por el medio, la combina con el recordado Jorge Núñez por la izquierda y el paragua mete un centro muy malo, sin embargo Carlos Báez le erra al intentar recibir el balón y queda todo servido para Zelaya, quien apenas debe empujarla para batir la tibia resistencia de Cuenca. Era una ventaja inmerecida, pero que el Canalla terminó justificando con el avance de los minutos, porque apareció la gran figura de la tarde: Ezequiel González, que tuvo una tarde soñada, nadie de la defensa se animaba a encararlo o a frenarlo con foul, el Equi atacó de preferencia la banda izquierda, donde Cristian Díaz varias veces quedó a medio camino ante un tipo que tiene un modo de jugar muy de barrio, pelota al piso y muchos regates, imparable si se le dan algunos metros.

El Arse apenas tuvo una llegada en los primeros 45 minutos, gran recuperación de Gandolfi en el área de Central, corre algunos metros y mete un centro para la cabeza de Sava, el Colorado le da suave y colocado al palo más lejano de Broun, sin embargo el arquero con algo de dificultad la envía al córner. De ahí, nada más de Arsenal, y los rosarinos de a poco se fueron animando a atacar con fútbol, recuerdo la salida de Cuenca con los pies para evitar una llegada de Jonathan Gómez que enfrentaba solo a su arco y aquella jugada de Equi González en que deja pagando a Báez y Gandolfi, luego en vez de definir con todo ante Cuenca prefiere picarla, lo que da tiempo a que Matellán salve en la línea.

La segunda mitad sepultó definitivamente las ilusiones de Arsenal: el Kily González remata y contiene Cuenca dando rebote: desgraciadamente la defensa solamente mira como Braghieri recibe la pelota definiendo casi desde el piso, con un tiro muy débil que sorprende a todos. Era el 2-0 para afirmar la superioridad canalla y el desconcierto del celesteyrojo. Hubo desde ese momento largos pasajes del encuentro en que nada pasó. Central descansó del esfuerzo de la primera mitad tirándose unos metros más atrás, y el Arse debió recurrir al banco para encontrar alguna respuesta a la falta de ideas: Leguizamón ingresó por el intrascendente Sena, y se generó la única jugada de peligro para Arsenal: centro de Díaz, cabezazo de Sava hacia atrás y remate violento de Papu Gómez que contiene Broun.

El partido estaba planteado para quedar cerrado con ese marcador, sin embargo en otro increíble error Matellán por evitar mandarla al tiro de esquina decide darle un pase a Báez pero queda corto y el balón es recuperado por Vizcarra quien en vez de acabar él la jugada prefiere darla al mejor perfilado Zarif que anota de arremetida ante la pasividad defensiva. 3-0 y el partido se acabó. El estadio de Arroyito era carnaval y nuevamente el Arse fue la comparsa. Ahora a pensar en Banfield, hay muchas cosas que sucedieron ayer de las que debiera tomarse nota para evitarlas en el futuro. No todo está partido y aún quedan fechas para intentar la recuperación. El objetivo es sumar la mayor cantidad de puntos para asegurarnos la estadía en Primera por un tiempo largo, en junio de 2009 se van a ir esos 62 puntos conseguidos con Alfaro y no quiero ver al Arse peleando por no descender en los próximos campeonatos.

 ---------------------------------------------------------------------------------------------------
Mirá también la columna de Joaquín:

1 reacciones: until now.

El_Acertijo + 18 de septiembre de 2008, 14:55 (#) :

Espero estar pronto entre "amigos que actualizan" !!!

vuelvo a decir q me encanta el nuevo diseño..

abrazo

Tremendamente Motivados

Buscar en Esto es Arsenal