viernes, 5 de septiembre de 2008

COMO EN LOS VIEJOS TIEMPOS



Por todo lo vivido en el viaje, un triunfo que rehabilita

Papu Gómez: Jugador desequilibrante.

A pesar de los distintos inconvenientes que sufrió Arsenal en su largo viaje a Honduras, el equipo pudo sobreponerse y trajo un buen resultado para el aspecto anímico. El transbordo en Miami demorado por culpa del huracán Gustav, y las agresiones que recibió el micro durante su trayecto desde el hotel al estadio colmaron la paciencia de un plantel que venía cansado e incómodo. Como todo es cambiante, en la mañana había una probable formación que dimos en el blog, pero Garnero prefirió conservar a varios jugadores que estaban con molestias y darle chances a otros que aún no entraban de titular. Debutó Sergio Sena, volvieron Mariano Brau, Damián Pérez, Andrés San Martín y Cafú Espínola; y era de la partida Facundo Coria.

Así salió a la cancha: Campestrini; Espínola, Brau, Matellán, Pérez; Sena, San Martín, Pellerano, Yacuzzi; Gómez y Coria.

La clasificación quedó sellada en Sarandí, por lo que lo que se vió ayer fue un mero trámite para asegurar el pase de ronda. Y para los que tuvimos que seguirlo por TV el primer tiempo fue insoportable, porque tal como era hace 20 años cuando se hacía conexión con lugares apartados la señal se cortaba seguido. El partido empezó a los 14 minutos en FS, y la sorpresa fue grande porque cuando se restablece la transmisión  el marcador ya era de 1-0 en contra. Que había pasado: En un pelotazo intrascedente la pelota queda para Brau, sin embargo Pizza cree que va Campestrini y se queda estático, el 1 corre pero no alcanza a llegar. Jocimar se aviva y la toca antes de que defensor y arquero reaccionen. Era 1-0 para el Motagua y parecía que el Arse iba a tener una noche de aquellas.

Sin embargo, los hondureños sintieron la presión y aflojaron en sus ataques. Eso mostró la ingenuidad del Motagua a la hora de marcar sobretodo en la franja izquierda, ocupada por Yacuzzi y Pérez. Se hicieron un festín con cada subida ya que fácilmente alcanzaban el área contraria. Y cuando Papu Gómez se tira hacia esa franja ya estaba todo listo para empatar el partido. Pocos minutos después de aquel error de Brau y Campestrini, el arquero realiza un despeje largo casi para sacarse la pelota de encima, el balón es peinado por un mediocampista hondureño, y queda para Gómez muy solo, apenas marcado por el defensor. Corre hasta el área chica y antes de que el arquero reaccione, define de manera espectacular sobre el cuerpo de éste. 1-1 y el Arse liquidaba todo, porque Motagua necesitaba 6 goles para avanzar de ronda.

De ahí, el partido entró en la intrascendencia, Arsenal tocaba y tocaba para tranquilizarse y no caer en las provocaciones del público local, que ante cada tiro de esquina o saque lateral arrojaba cosas. Espero que nuestro equipo nunca vaya a esta clase de canchas, parecía muy insegura y ya imaginaba una invasión de miles de personas en el campo de juego.


 La celebración del 2-1, gol de Facundo Coria.

El segundo tiempo fue una continuación de lo visto en el primero, pero de a poco el Arse se fue animando a acelerar un poco más y superar con facilidad la escasa resistencia del Motagua, que solamente tenía arrebatos individuales que no prosperaban ante el buen trabajo (al fin!) de Matellán y Pellerano. Papu Gómez se cansó de agarrar la pelota y correr solo sin marcas, pero no lograba juntarse con Coria. Por suerte el ex-Vélez en la primera posibilidad que tuvo se metió en medio de los defensores y cuando quedaba cara a cara con el arquero lo bajaron inevitablemente. Penal para Arsenal y se venía el premio bonus, para demostrar la superioridad de un equipo sobre otro. Facundo Coria define tranquilio, casi como en un entrenamiento y el partido se ponía 2-1. Garnero decidió colocar en cancha a Casteglione, Gandolfi y Carrera, por los lastimados Pérez y San Martín, y el extenuado Espínola. Así se fueron consumiendo los instantes finales de la expedición a Honduras, que fue más complicada por lo vivido afuera de la cancha que por lo que se disputó dentro.

Se viene Estudiantes, y quedaron algunas espinas clavadas tras la derrota del domingo pasado, gol de Caldera incluido. Espero que podamos al final de esa serie gritar victoria y seguir sorprendiendo, no quiero irme tan pronto de esta Sudamericana.


Protagonistas del primer gol: Campestrini y Gómez.

--------------------------------------------------------------------------------
Lee también la columna de Joaquín:
VAMO' EL ARSE: TRIUNFO EN HONDURAS

2 reacciones until now.

Albert Camus + 5 de septiembre de 2008, 17:37 (#) :

perdón por la hora
mucho trabajo

julio + 17 de junio de 2010, 01:31 (#) :

Como se lo extraña al papu.

Buscar en Esto es Arsenal