domingo, 13 de septiembre de 2009

Al viejo estilo




Como en la primera etapa de Burruchaga al mando del plantel (hace 5 años), Arsenal se plantó bien, tuvo un juego atildado y gracias al gran despliegue de Marcone y Pérez Castro en el mediocampo (ayer se comieron la cancha durante los 90 minutos) pudo imponer sus términos ante un Tigre debilitado, pero que vendió cara su derrota. Y siguiendo con el retorno del clásico esquema de Burru, cuando el Arse tiene claro el libreto los errores del contrario son aprovechados al máximo. Nuestros goles vinieron de equivocaciones increíbles de la defensa del Matador, que pasó de tener el partido controlado durante los primeros minutos a caer en la desesperación e impotencia de no poder vencer la resistencia de Campestrini y compañía en el fondo. 

Había que remontarse hacia Febrero de este año para encontrar el último triunfo de visitante de Arsenal. 2x0 ante Argentinos en el Diego Armando Maradona. De ahí solamente decepciones y amarguras acompañaron el andar de nuestro equipo. Por eso viene tan bien al ánimo esta victoria, nos saca un poco de la depresión y nos permite un respiro luego del pésimo arranque de campeonato.

El primer tiempo Tigre comenzó a dominar ampliamente las acciones, con Morel como estandarte de los ataques y un Lázzaro siempre atento. De más está decir el gol mal anulado al delantero del Matador cuando apenas llevaban 4 minutos y en que toda la última línea Arsenal volvió a errarle al fuera de juego. Todo hacía presagiar que continuaría el sufrimiento y la mala racha cuando Matías Giménez corre y supera a Cristián Álvarez en la banda derecha y se va con todo en busca del arco. Saca un fuerte remate de zurda, casi cayéndose pero sorprendiendo a Campestrini, quien se topa de lleno con la pelota y en el intento de desviarla la manda a la red. 0x1, ventaja justificada para Tigre que había salido con actitud a buscar ese gol.


Increíblemente, el Arse no perdió la calma, mantuvo su esquema y con mucha prolijidad fue a empatar el encuentro. Marcone se volvió un león en mitad de cancha presionando la salida del Matador y obligando a que Castaño y Oviedo se equivocaran constantemente. También la movilidad de Jara para arrastrar marcas y complicar la frágil defensa de Tigre fue esencial para cambiar el trámite del partido. Una falta innecesaria de Guillermo Suárez sobre el propio Iván Marcone trajo la primera chance de empatar para Arsenal.


Un tiro libre soberbio, ejecutado magistralmente por Cristián Álvarez deja sin opción al arquero Ardente. Iban 18 minutos y para nuestro rival esa definición pareció ser un golpe de nocaut. Porque Arsenal asumió el control de las acciones, con una tranquilidad y orden similar a las de épocas pasadas, que cuando se hacía un gol sabías que no ibas a perder o irte con las manos vacías.


Y esa confirmación de que ese Arse "clásico" había retornado quedó de manifiesto tras un centro largo de Álvarez hacia el área buscando a Franco Jara para que la peleara con los defensores de Tigre: Manzur gana la posición pero le erra a la pelota y el cordobés, quien se había quedado observando, rápidamente se encuentra con el balón y con mucha facilidad encara y gambetea a Ardente. Con el arco a disposición define con comodidad para anotar el 2x1, un grito muy esperado en Sarandí y que permitía darle al Arse los tan ansiados 3 puntos.


La segunda mitad se caracterizó por el esfuerzo y sacrificio de nuestro mediocampo en recuperar pelotas, la cautela de la defensa al momento de marcar e ir para delante, así como la velocidad de Jara para quedar mano a mano con los jugadores de Tigre. Mientras tanto el Matador era víctima de su impotencia, de los lesionados y del desgano con que sus hombres clave enfrentaron el resultado adverso. Campestrini no tuvo mayores inconvenientes, no fue la gran figura del partido como ya era costumbre y al menos eso deja tranquilo de cara al futuro. Arsenal tuvo para liquidarlo sino fuera por el apuro con que Jara o Medina tomaban las contras, o aquella última jugada, muy clara, cuando el cordobés mete un centro buscando al pibe Sierra quien no logra conectar bien.

Fue el momento preciso para la recuperación del Arse, que necesitaba sumar ya que Central y Atlético Tucumán se habían acercado mucho en la tabla de los promedios. Ahora resta esperar si lo visto ayer en Victoria será lo normal o la excepción a la regla para esta temporada. Me refiero al nivel de nuestros jugadores y si tendrán la capacidad de rendir así la mayor cantidad de partidos posible. El próximo domingo a la noche recibimos a un alicaído River Plate en Sarandí. Espero sea la oportunidad de confirmar lo bueno y despejar las dudas que aun quedan respecto de este Arsenal 2009.


VICTORIA - SÁBADO 12 DE SEPTIEMBRE
FECHA 4 - APERTURA 2009

Tigre 1 
Matías Giménez
x
Arsenal de Sarandí 2
Cristián Álvarez, Franco Jara
__________________________________________

LEE ADEMÁS:
ARSE DE MI CORAZÓN: UNA GRAN VICTORIA
POR UN ARSENAL DE PRIMERA: SE RECUPERÓ LA MEMORIA

4 reacciones until now.

Esteban + 13 de septiembre de 2009, 22:28 (#) :

muy bueno el partido... no lo vi, pero me comentaron que ganaron bien, que es lo importante

Staff de Bla Bla Bla + 14 de septiembre de 2009, 11:49 (#) :

Somos como Mirtha Legrand (más jovenes, no somos nazis y la odiamos) pero te trajimos suerte (en realidad es improbable, pero nos sumamos al éxito)

Gracias Alvarez, el equipo de Gran Dt te lo agradece.

Francisco + 14 de septiembre de 2009, 21:00 (#) :

En el 2do tiempo borraron a Tigre. Parecía que ganaban 4 a 1. Un gran trabajo de Matellan, Jara y Marcone.

Saludos

Husky + 20 de septiembre de 2009, 00:56 (#) :

@Esteban: gracias, de verdad necesitabamos como el agua este triunfo.

@Blablabla: son lo mejor, gracias y espero que Álvarez siga en gran nivel y sumando para el Gran DT, es el motor del equipo.

@Francisco: Era hora que Matellán mostrara toda su experiencia, que Marcone se destapara corriendo y metiendo como era común en la reserva y Jara confirme que es un delantero de nivel internacional...jejeje

saludos a todos!

Buscar en Esto es Arsenal