domingo, 19 de octubre de 2008

BIPOLAR


Como ya es costumbre, Arsenal debió recurrir a todo su ingenio y actitud para remontar una desventaja. Estoy contento porque el equipo en ningún momento bajó los brazos, pero que te hagan tres goles para reaccionar y que eso se vuelva una constante en todos los partidos, quiere decir que algo no funciona bien. Contra Banfield se remontó un 0-2, contra Vélez se levantó un 0-3; ¿significa que para el próximo partido vamos a estar perdiendo 0-4 y solo llegando a ese marcador en contra vamos a despertar para ir a buscarlo?.

Lo único bueno es que terminás disfrutando el partido, no quiero ni pensar estar en la situación contraria. El Arse es un equipo absolutamente bipolar, en un momento lo podés ver totalmente sin energías y superado por el rival, y unos instantes después es una máquina que arrasa con todo a su paso. El primer tiempo fue la muestra más completa de esta realidad del Viaducto.

La llegada más clara en los minutos iniciales fue cuando Yacuzzi cambia de frente para Carrera, el Tato a su vez se la da a Espínola para que tire un centro a la cabeza de Sava, que desvía. Eso fue lo único, porque Carabajal y Casteglione perdían todos los balones en el mediocampo haciendo más fácil la tarea a la escuadra de Liniers. Vélez comenzó a mostrar con el correr del tiempo más inteligencia al momento de terminar las jugadas, con Cabrera y Somoza de estandartes.

Recuerdo remates de Somoza y Cristaldo que dieron en los palos, otros en que Cuenca o algún defensor tuvieron que intervenir. El dominio fortinero era abrumador, y consiguió el premio. Una gran jugada de Cristaldo hasta la línea de fondo, Matellán no puede evitar el desborde del delantero velezano para que este envíe un pase exquisito a Juan Martínez quien estaba solo ante el arco. Define y anota el 0-1, y se venía el terremoto en Sarandí.


Cuando recién se partía desde mitad de cancha, se erra en el pase para Carrera, Mosquera no alcanza a cerrar  y queda el balón para Papa, el ex-Central corre sin marca hasta las proximidades del arco de Cuenca, da un pase a Cristaldo quien con mucha tranquilidad marca el 0-2, ante la atenta mirada de nuestros defensores.

Pensé que todo se venía abajo porque no había señales de recuperación en el Arse, parecían entregados a lo que viniera. Encima, un foul violento de Espínola sobre Cristaldo en el borde del área le daba a Vélez la ocasión para liquidar el encuentro. Un tiro libre de Zapata, en que Arsenal no puso algo que pudiera llamarse barrera, entró por el lado que Cuenca había dejado descubierto. 0-3, ya no había esperanzas de que Arsenal reaccionara. En una ráfaga de 7 minutos, ya tenía 3 goles en contra.

Con mucho amor propio, Arsenal fue simplemente por el descuento. Tiro libre de Yacuzzi, el centro va para Mosquera, cabecea y tapa Montoya, la pelota queda para el Papu Gómez que evita el córner, mete un centro picante para que Aníbal Matellán gane en el salto a Uglessich y Tobio. 1-3, el gol del honor llegaba antes de que acabara el primer tiempo.

El equipo reaccionó, no se quedó solamente en descontar y fue una aplanadora, porque Vélez no pasó de mitad de cancha. Cuando ya se estaba en los instantes finales, el tiro de esquina de Yacuzzi va directo al centro del área, la pelota sobra a Mosquera, Matellán, Sava y Uglessich porque fue preciso a la altura del Papu Gómez (1,64), quien solo debió acomodarse para ponerla en el palo izquierdo de Montoya. 2-3, Arsenal regresaba al partido. Todavía quedaban 45 minutos para intentar el empate y talvez darlo vuelta.


Garnero decidió nuevamente reservar a Leguizamón para hacerlo aparecer en los momentos de mayor necesidad. Porque el empate estaba al alcance de la mano, el entrerriano era el hombre ideal para conseguir la igualdad. Sacrificó a Espínola y por largos minutos Arsenal era una invitación a atacar por la banda derecha, ya que el Tato Carrera no podía hacer el ida y vuelta.
Por suerte el gol tan ansiado no demoró. Foul de Somoza sobre Yacuzzi, tiro libre de Legui, despeja Montoya con los puños, y la pelota queda para el Papu Gómez, esta vez fuera del área, se acomoda para darle con todo al arco. 3-3, con mucho corazón y entrega Arsenal logró emparejar las acciones y el marcador.

Lo que quedó del partido fueron minutos muy parejos, de ida y vuelta. Carabajal terminó por afirmarse y se animaba con remates de larga distancia hasta que fue reemplazado por el debutante Marcone. Brau entró a cerrar la franja derecha, con ello Vélez disminuyó considerablemente sus ataques, recurriendo solamente a la actitud de Cristaldo para generar peligro. En la mejor jugada del partido, en el minuto 82, Matellán pasó a 5 jugadores en una gran corrida al estilo Lionel Messi, pero cuando iba a encarar al arquero Montoya este le birló la pelota. Y Arsenal se salva al final del cuarto gol, cuando Cuenca y Mosquera en doble instancia evitan la caída del arco. 

El partido deja varias conclusiones, ante rivales más sólidos sería imposible intentar estas reacciones; y no se puede esperar que algunos jugadores entren solamente cuando el desastre ya está consumado. Si queremos ganar, Leguizamón debiera ser de la partida porque al Arse se le complica demasiado con un solo delantero. Ahora se viene San Martín de Tucumán, el próximo viernes a la tarde. Es una excelente oportunidad para sumar de visitante, la gran deuda de este equipo.

Martín (con 1 hora menos)

-----------------------------------------------------------------------------------


Formación inicial: Cuenca, Espínola, Matellán, Mosquera, Díaz, Carabajal, Casteglione, Carrera, Yacuzzi, Gómez, Sava.

 ------------------------------------------------------------------------------------

MIRÁ TAMBIÉN:
VAMO' EL ARSE: AL BORDE DE LA HAZAÑA

1 reacciones: until now.

Juan Cruz Parra + 20 de octubre de 2008, 03:36 (#) :

Un gran partido y quedo demostrado los huevos del plantel de arsenal... Un partido increible y el papu gomez es un jugadorazo, todos los findes lo demuestra.
Un abrazo
SIMPLEMENTE RACING

Buscar en Esto es Arsenal